7 consejos para ahorrar bencina y contaminar menos

auto-humo

El gastar menos dinero en bencina es lo que todo conductor desea. Lo que muchos no saben es que modificando ciertos hábitos de conducción y manteniendo ciertas partes del automóvil en buen estado, no sólo logras bajar el consumo de bencina, sino que además puedes contaminar menos.

Así que, si quieres que el estanque lleno te dure más kilómetros y a la vez reducir los índices de dióxido de carbono que tiras al medio ambiente, te dejamos 7 recomendaciones para lograrlo:

  1. Conducción

La madre de todos los consejos. Poco sirven los otros si no partes por este. Es sumamente importante manejar de manera suave, sin acelerar ni frenar bruscamente y usando la primera marcha sólo para mover el auto para empezar a circular, pasando inmediatamente a la segunda. Es recomendable circular en las marchas largas, revoluciones bajas y mantener una velocidad constante.

Así no sólo se consume menos combustible, sino que también se desgastan menos partes como las pastillas de frenos, discos, balatas, etc.

  1. Tubo de escape y filtros

Importantísimo revisar que el sistema de escape no presente fugas. Además, mantén los filtros de aire, bencina y aceite limpios (cambiándolos cuando corresponda) ya que ahí se acumula material nocivo.

  1. Sistema de encendido

La batería y las bujías tienen que mantenerse en buenas condiciones. Estos elementos son los que le dan al motor una combustión mucho más eficaz. Si están en malas condiciones, el combustible será mal quemado y ello es una de las principales causas de contaminación.

  1. Neumáticos

La presión de los neumáticos incide directamente en el consumo de combustible. Más o menos aire del indicado hace que el auto gaste más gasolina y por ello contaminas más.

Conducción eficiente.

Conducción eficiente.

  1. Exceso de equipaje

Por cada 100 kilos extra de peso se incrementa el gasto de combustible en un 5%. Así que no es recomendable usar el maletero como bodega. Así mismo, si instalas un portaequipajes, porta esquís, porta bicicletas, etc., lo mejor es sacarlos si no los estás usando, ya que además de incrementar el peso incide en la aerodinámica del vehículo.

  1. Aire acondicionado

El aire acondicionado gasta un 20% más de combustible, así que, si no es tan necesario, simplemente no lo uses.

Si circulas por debajo de los 50 Km/h, lo mejor es bajar las ventas. Sin embargo, si aumentas la velocidad, es mejor encender el aire acondicionado ya que en este caso las ventanas abiertas juegan en contra de la aerodinámica y aumenta el consumo de gasolina.

  1. Tecnología

Ayúdate de las aplicaciones tecnológicas que existen hoy en día. Planifica una ruta con menos tráfico o menos semáforos con Google Maps o Waze. Así no solo lograrás llegar en menos tiempo a tu destino y gastarás menos combustible, también contaminarás menos.