Autos autónomos

24-03-18 blog

Las controversias y especulaciones crecen en torno a los autos autónomos luego de que el pasado domingo se cobrara a su segunda víctima mortal.

Si bien es cierto que estos autos aprenden con cada kilómetro que recorren, lo es también que han presentado varias fallas considerables en su aprendizaje. En varias de las pruebas no se han comportado correctamente en la conducción nocturna, con lluvia, nieve y niebla, no identifican bien las señales de tránsito si no están en buenas condiciones  y tampoco reconoce bien ciertos movimientos.

A esto debemos agregarle la variable humana de la ecuación, y es que estos autos están diseñados para responder ante “situaciones perfectas” en las cuales todas las personas cumplen al pie de la letra cada ley o señal de tránsito, cosa que es bastan difícil de lograr. Y aquí empieza la larga lista de “¿Qué pasa si…?”, ¿Qué pasa si un peatón se pasa una señal de alto? ¿Qué pasa si las señales de tránsito están en mal estado?

Muchos aspectos quedan aún con más preguntas que respuestas, y es que aún no se está preparado para aplicar esta tecnología en varios aspectos como por ejemplo, ¿quién se responsabilizaría por el accidente? ¿Se reducirán, o por el contrario aumentarán, los accidentes con la implementación de los autos autónomos?

Y por último, al haber presentado varias fallas los autos autónomos en sus pruebas ¿Es conveniente que estos autos circulen en los espacios normales o deberían tener vías exclusivas?