Choque del DeLorean DMC-12, prueba a 64 km/h, ¿qué esperabas?

En la época de los ochenta, chocar en auto no era un juego. Hoy vemos choques en las noticias, en la esquina de nuestra casa e incluso vemos como  un F1 choca a 200 km/h y el piloto sale ileso listo para abordar el próximo auto y no nos extraña. Hace 35 años atrás marcas como Volvo y Mercedes Benz invertían millones en el desarrollo de sistemas de seguridad y en investigación y desarrollo para tener el reinado de las marcas con mayor estándar en seguridad, y aun así el comportamiento de un auto al momento de un choque era por lo menos decir, desastroso. El Delorean, aunque no muchos lo saben, fue una marca pionera en seguridad. Además de poseer bolsas de aire para piloto y copiloto, tenia zonas deformables y en este video se puede apreciar que en pruebas de choques era bastante superior a la media de esos años.

En este enlace puedes acceder al informe completo sobre el accidente, escrito por la NHTSA.

Gracias a su chasis en forma de equis y las zonas deformables, en la prueba de choques de la NHTSA a 50 km/h el auto había sido todo un éxito. Sin embargo, el reto experimental que la NHTSA les propuso era mucho más arriesgado. Un crash-test frontal a 64 km/h, contra una barrera maciza. DeLorean podría probar la seguridad del coche en circunstancias mucho más severas, y la NHTSA experimentaría con la instalación de airbags de origen Volvo en su habitáculo. Realmente era una prueba puramente experimental, de resultado impredecible.

¿Que esperabas? ¿Te sentirías segur@ manejando un viaje de vuelta al futuro ahora?

Quizá mejor es ver uno que ande bien y sin chocar 😉