El superdeportivo híbrido de Mercedes-AMG

Mercedes-AMG-Hypercar-Rendering-front

El híbrido en el que trabaja Mercedes-AMG, en formato superdeportivo, ya está en las últimas etapas de su producción. Se trata del Mercedes-AMG Project One 2018, un vehículo de calle de 1.020 CV. Si, ¡más de mil caballos!

Se espera que el modelito tenga un motor V8 híbrido de 1,6 litros que pueda alcanzar las 11.000 rpm, junto a un sistema de potencia híbrido derivado directamente de la F1 y el sistema de recuperación de energía KERS. Tobias Moers, jefe de Mercedes-AMG lo pone así: “es pura tecnología F1. Todos los componentes eléctricos son de F1: el cigüeñal, el turbo y las ruedas del eje delantero son impulsadas por motores eléctricos. Incluso las celdas de la batería son de F1, las más caras del planeta". Además, incorporará cuatro motores eléctricos, dos en cada rueda delantera, otro en el cigüeñal y otro en el turbocompresor (con la intención de mover por sí mismo el automóvil por 30 kilómetros).

Mercedes AMG

Mercedes AMG – Lateral

El chasis, con la idea de hacer que el vehículo no pese más de 1.000 kg., será un monocasco de fibra de carbono y la autonomía del modelo rondará los 25 kilómetros.

También se espera que incluya un sistema de dirección en las ruedas traseras, suspensión adaptativa avanzada, cabina con dos asientos y aerodinámica avanzada (obvio, si tendrá la tecnología de la F1).

Mercedes AMG

Mercedes AMG – Posterior

Hartmut Sinkwitz, jefe de diseño de interior de Mercedes, señaló que será “increíble”. “Es compacto, radical. La disposición de los asientos es casi parte de la estructura”. Por su parte, Gorden Wagener, máximo responsable de diseño de la marca, comentó hace algunas semanas en el CES de Las Vegas que “no podemos hacerlo mal, es bajo, es ancho, es perfecto, es impresionante”.

Sólo se fabricarán entre 200 y 300 unidades y el precio será una locura: 2,275 millones de euros.