High Gear copa la pista del mundo online.

high-gear-cleopatra77-com-tragaperras-del-bandido-armado-2547-001

Los deportes de motor llegan a casi todos los rincones del globo en alguna de sus formas y cosechan millones de dólares y fanáticos alrededor del mundo desde hace muchos años. En los últimos tiempos, también están moviendo el mundo de la internet.

Si hablamos de deportes de motor, recordemos que incluimos todas las formas de automovilismo, pero también todo deporte que incluya motos, cuadriciclos, motos de agua, camiones, barcos y todo medio de transporte motorizado. Comprenden una gama impresionante de eventos que todos los años mueven millones de dólares, personas, equipos. El Rally Dakar de 2017, sólo en Bolivia, llevó un millón y medio de espectadores (la población total de Bolivia está apenas por encima de los 10 millones) y movió 140 millones de dólares en 5 días. Es innegable que este tipo de deportes genera fortunas en entradas, publicidad y merchandising.

Tan impresionante es el volumen de dinero en juego que se expande constantemente el universo del gusto por la velocidad, al punto tal de llegar a tragamonedas online.

En la última década se popularizó muchísimo a nivel mundial la práctica del juego de azar por internet. Hay muchas páginas que hacen las veces de inmensos casinos, con todos los juegos que esperaríamos en uno real: Black Jack, Póker, Ruleta, etc., además de las ya nombradas tragamonedas.

Para generar un nivel mayor de estimulación y adrenalina estos casinos online hacen uso de gráficos y animaciones para que la experiencia del jugador sea más real y más interesante. Hay animaciones que imitan a las máquinas reales más simples, con una nota nostálgica o vintage y hay otras que rompen completamente ese esquema de tres carretes girando para esperar una coincidencia. Hoy, hay video-tragamonedas online que incluyen elementos 3D, bonos exclusivos y piezas cinematográficas que forman parte de la experiencia de juego.

De esta forma llegaron temáticas que forman parte de la cultura colectiva como franquicias millonarias de la cinematografía (Rambo o Jurassic Park) o series televisivas de influencia mundial (Game Of Thrones). En este proceso, High Gear lleva el mundo de los deportes de velocidad a las tragamonedas online, mezclando dos maneras diferentes de adrenalina que se complementan: la velocidad y los juegos de azar.

Pensando en las temáticas que se ven en estos productos, salta a la vista el potencial del mundo de los deportes de motor para el universo online. High Gear es la muestra de cómo estos deportes aventureros pisan fuerte en el mundo de la Internet, no sólo en comentarios inagotables sobre los eventos deportivos en sí mismos y toda su publicidad, sino también como temática recurrente en otro tipo de actividades.

Los deportes de motor ya habían ocupado mucho espacio en la web porque muchos juegos de computadora desarrollan esos mundos, pero éstos estaban quizás diseñados para un público particularizado en adolescentes y jóvenes.

High Gear en las tragamonedas es la muestra de que creció de manera plausible el universo de consumidores para los cuales se desarrollan productos con temáticas que rondan los motores y la velocidad. Es innegable como estos deportes que parecen desarrollarse sólo en la vida real, también empiezan a hacerse espacios bastos en el mundo virtual y pisa fuerte.

La llegada de High Gear a las máquinas de los casinos virtuales demuestra el potencial que tienen los deportes de motor para el desarrollo de productos de internet y el poder de influencia que detentan en el universo online.