Los 5 vehículos más potentes que se venden hoy en el mundo

Koenigsegg_Regera.jpg

Koenigsegg Regera

De 0 a 400 km/h en menos de 20 segundos. Esa es una de las principales cartas de presentación de este vehículo que incorpora un motor 5.0 V8 Twin Turbo gasolina, con tres propulsores eléctricos capaz de asistir al principal hasta alcanzar los 1.782 CV de potencia máxima y 2.000 Nm de par.

De manera independiente en cada rueda trasera incorpora dos motores eléctricos. El tercero se encuentra en el cigüeñal del motor de combustión interna. Con el uso combinado de estos motores eléctricos y el apoyo de una batería de iones de litio de 9,27 kWh, el Koenigsegg Regera tiene la característica de no contar con un sistema de transmisión, algo inédito en el mercado.

Este superdeportivo tiene 50 kilómetros de autonomía proporcionados por la energía almacenada en sus baterías.

La carrocería es una combinación de fibra de carbono, aluminio y kevlar. El tubo de escape, marca Akrapovic, es de titanio.  Las llantas también son compuestas en fibra de carbono (19 y 20 pulgadas) con neumáticos Michelin Super Sport.

Espejos, focos, alerones y todo lo móvil que se encuentre han sido robotizados y permiten su control inalámbrico desde cualquier smartphone.

Koenigsegg_Regera.jpg

Koenigsegg Regera

 

Bugatti Chiron

Velocidad máxima: 458 km/h.

Con un diseño exterior inspirado en el legendario Bugatti Type 57SC Atlantic, este modelito que es el sucesor del Veyron tiene el nuevo motor W16 de 8 litros, con cuatro turbocompresores con 1.500 CV de potencia y un par motor máximo de 1.600 Nm constante desde 2.000 a 6.000 revoluciones por minuto.

Los neumáticos Michelin que se le montaron (285/30 R20 adelante y 355/25 R21 atrás)  fueron previamente testeados en instalaciones aeroespaciales, ya que se someten a un par máximo de 5.000 Nm y cada goma está expuesto a una fuerza centrífuga de 3.800 g.

El Chiron mantiene la tracción integral de los modelos anteriores y envía toda la potencia gracias a una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades.

Por otro lado, el sistema de frenos toma su tecnología de la Fórmula 1: discos de carbono con una base de carburo de silicio, lo que los hace más ligeros y con mayor resistencia a la corrosión. Las pinzas, de ocho pistones en el eje delantero y seis en el trasero, están fabricadas en titanio.

El vehículo es capaz de ajustar la dureza de los amortiguadores, la dirección asistida, la tracción a las cuatro ruedas, el diferencial trasero o el control de estabilidad. El modo Lift o elevación se utiliza cuando el coche se va a cargar en un remolque o circula por una zona de badenes. Cuando el coche supera los 50 km/h entra automáticamente en el modo EB Auto y al superar los 180 km/h pasa a la configuración Autobahn.

bugatti-chiron_2016-02

Bugatti Chiron

 

Rimac Concept S

El Concept S monta cuatro motores eléctricos, dos en el eje delantero que suman 500 kW y otros dos en el eje posterior de 600 kW en total, con un par motor máximo de 1.800 Nm.

Los motores son alimentados por la energía que acumula su conjunto de baterías de 82 kWh de capacidad y 650 voltios. Su autonomía, en el papel, es de 400 km.

Los registros de velocidad del deportivo son: 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, 0 a 200 km/h en 5,6 segundos y 0 a 300 km/h en 13,1 segundos.

Las suspensiones tanto delanteras como traseras son ajustables y de doble horquilla tipo pushrod. Incorpora llantas de 20 pulgadas con neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R y frenos carbocerámicos en ambos ejes con sistema regenerativo y pinzas de 6 pistones adelante y 4 atrás.

La carrocería es de fibra de carbono y el chasis es de cromo-molibdeno con elementos de aluminio y de fibra de carbono.

Rimac

Rimac Concept S

 

NextEV  Nio EP9

Este misil está construido sobre un chasis de fibra de carbono con una unidad eléctrica de 1.360 CV capaz de acelerar de 0 a 100 en 2,7 segundos y de 0 a 200 en sólo 7,1. Alcanza una velocidad máxima de 314 km/h y tiene autonomía de 426 kilómetros.

Difusor trasero, splitter delantero regulable para generar carga aerodinámica en curva, un alerón trasero activo con tres posiciones (park, low drag y highforce down) y llantas con incrustaciones de fibra de carbono con medidas de 19 y 21 pulgadas. En total, el NIO EP9 puede generar 24.000 Newtons de carga aerodinámica, lo que es doble que un Fórmula 1.

El NIO EP9 tiene con cuatro motores de alto rendimiento y cuatro cajas de cambios individuales, que ofrecen un total de 1 Megavatio de potencia, o lo que es lo mismo, 1.360 CV. Su tren de potencia eléctrico total de 777 V también produce un par máximo instantáneo de 1.480 Nm en el motor y 6.334 Nm de par en las ruedas en un rango de revoluciones que contempla desde 0 a 7.500 rpm.

nextev-nio-ep9

NextEV Nio EP9

 

Dodge Challenger SRT Demon

El Dodge Challenger SRT Demon tiene un motor V8 Hemi de 6,2 litros con un 50% de sus componentes inéditos. Este aspira 0,54 metros cúbicos de aire por segundo, un 18% más que el Hellcat (su antecesor).

Cigüeñal, pistones, bielas y válvulas, todo completamente nuevo para producir 852 CV de potencia y 1.044 Nm de par motor, casi el doble que un Audi R8.

El Demon va de 0 a 100 km/h en 2,3 segundos gracias al sistema trans brake, el que engrana la primera velocidad y la marcha atrás al mismo tiempo permitiendo al motor acelerar hasta 2.350 rpm sin moverse hasta el momento de arrancar.

El sistema de transmisión que incorpora es el TorqueFlight 8HP90 automática de ocho velocidades, el que transmite un 18% más de par que la transmisión del Hellcat.

En las ruedas, cuenta con el Drag Mode Launch Assist, sensores que detectan los pequeños saltos que se pueden producir en el eje trasero en el momento de aplicar toda la potencia al suelo.

Otra novedad es el Torque Reserve, sistema que actúa sólo a partir de 950 rpm y mientras el coche está parado, precargando la sobrealimentación y gestionando tanto la inyección como el encendido para sacar todo el par motor disponible cuando haya que arrancar.

¿Y cómo lo hace para no destruir la cadena cinemática con toda esa potencia? Bueno, han reforzado toda la transmisión usando acero de alta resistencia y aluminio A383 para garantizar la durabilidad de todas las piezas.

Otro punto importante a la hora de todas estas modificaciones es el peso final del vehículo. Para ello, los ingenieros de Dodge consiguieron reducir 90 kg con respecto a la plataforma del Challenger.

Dodge Challenger SRT Demon

Dodge Challenger SRT Demon