Mercedes Benz A45 AMG, el cohete de bolsillo que nos acerca al cielo

DSC_0036

Esta semana tuvimos el placer de manejar uno de los pocket rocket del momento, el Mercedes Benz A45 AMG, un hatchback que fusiona un motor de 360 hp, tracción total y una caja de 7 velocidades, que lo catapultan en cada semáforo.

A45 AMG

Hay oportunidades en las que se agradece el momento que te pasan las llaves de un modelo para probar como el que nos acompaña en este reporte. Se trata del Mercedes Benz Clase A más potente y radical de la gama, el que incorpora un motor de cuatro cilindros, 2.0 litros turbo que se erige como el más potente del mundo en un vehículo de serie, alcanzando los 360 hp. Ya solo con ese dato, no es difícil imaginar que nos encontramos frente a un pequeño hatchback muy especial.

A45 AMG 1

Para los que no la conozcan, la Clase A de Mercedes Benz se posiciona como el escalón de entrada a la marca de la estrella, ofreciendo en esta tercera generación un look realmente atractivo y jovial, que podría decirse que abrió la marca a un publico más juvenil, moderno y que busca sensaciones nuevas. Nada tiene que ver con el diseño casi de monovolumen que tuvieron la primera y segunda generación del clase A, y que no le permitió competir de tu a tu con otros compactos premium, como el Audi A3, Bmw Serie 1 o Volvo C30.

El modelo lanzado en Chile a fines del 2012, con ocasión del Salón del Automóvil de Santiago, ha sido un real éxito en ventas, dada la combinación de diseño, equipamiento, look deportivo y tecnología que lo sitúa a la cabeza de su segmento. Basta decir que desde los modelos de entrada (A200), incorpora el kit deportivo AMG, que viste su exterior e interior de aditamentos que lo hacen muy llamativo y especial. Esto último puede ser uno de los factores por los que a simple vista se trate de un Clase A común y corriente. Claro, eso hasta que leemos en su posterior la sigla A45 y AMG, y comenzamos a fijarnos en las diferencias.

A45 AMG Logo

 

Para tener presente, este ejemplar cuesta nada menos que USD $67.500, los que lo dejan en la parte más alta entre sus competidores actuales. 

Su diseño es inconfundiblemente hatchback, con dos volúmenes muy claros, que terminan de manera abrupta en su portalón trasero. Las dimensiones son bastante contenidas y muy prácticas para moverse por la ciudad, con un largo de 4.292 mm, un ancho de 1.780 mm y un alto de 1.433 mm, con una capacidad de maletero de 341 litros, más que suficiente para los usos normales de este automóvil.

A45 AMG Lateral

Su diseño conjuga lo mejor de la marca, con un frontal agresivo y deportivo, con una marcada forma de V y una parrilla donde destaca la estrella en el centro. Los focos delanteros son muy estilizados, con una larga luz de LED que hace la función de luz diurna y a su vez se transforma en intermitente, en conjunto con unos focos de Bi-xenón que entregan una muy potente iluminación nocturna. Fuera de un pequeño spoiler en la parte baja del parachoques, no hay mayores diferencias con otro Clase A menos potente.

Recorriendo su lateral, lo único que nos da algún indicio de que nos encontramos frente a un modelo extremadamente potente, son sus llantas negras de 19 pulgadas, que permiten ver unos enormes discos de frenos perforados y ranurados, con pinzas de color rojo firmadas por AMG. También encontraremos los emblemas AMG y Turbo en sus costados. El resto de la línea, es muy elegante y deportiva, con una zona vidriada no muy extensa, la que beneficia la sensación de musculatura y hombros anchos. La línea de las ventanas forma una semi circunferencia, terminando en un pilar C ancho.

A45 AMG Llantas

La parte trasera esta prescindida por dos grandes focos traseros en sus costados, con tecnología LED y de formas muy logradas cuando están encendidos (una U acostada), un alerón de continuación de techo, y dos salidas de escape con forma rectangular levemente torcidos. Obviamente, en este lugar es donde tenemos la mayor información de que modelo se trata, ya que ahora si se puede saber que es un A45 AMG.

A45 AMG

Otro de los detalles que se puede apreciar alrededor de su carrocería son los múltiples sensores de proximidad, ubicados en el parachoques delantero, trasero y en sus costados, que además hacen las veces de sonares para el sistema de estacionamiento automático. En su exterior también destaca el techo panorámico fijo, los vidrios de privacidad en las puertas traseras, que crean una combinación muy buena en conjunto con el color blanco de su carrocería. Solo nos falta mencionar algunos detalles cromados y los señalizadores en los retrovisores, que le dan un toque de modernidad.

A45 AMG techo panoramico

Ya ingresando a su interior nos encontramos con un habitáculo muy deportivo, el que en esta versión mejora aún más el ya bien ejecutado habitáculo de la Clase A en general, con detalles que realzan su deportividad, como las costuras rojas en el forrado de cuero del volante, la mini palanca de cambios en la consola central (más bien tipo joystick), los asientos de cuero forrados por el especialista Recaro, detalles de fibra de carbono en el tablero, entre otros.

A45 AMG Butacas

El equipamiento también es superior al encontrado en sus hermanos de gama, agregando climatizador bi-zona, cámara de retroceso, techo panorámico, equipo de sonido Harman/Kardon, iluminación de cortesía en todo el habitáculo, además de los detalles que nos hablan de todo el potencial que yace bajo el capót, como el velocímetro que llega hasta los 320 km/h, los anagramas AMG por todo el habitáculo, entre otros.

A45 AMG Harman/kardon

El espacio es bastante cómodo adelante, aunque quizás alguien muy corpulento podrá sentirse incómodo en los asientos deportivos, pero por espacio no creo que se queje. Los asientos traseros también entregan un buen espacio, hasta para 3 adultos, aunque por formas y comodidad, lo ideal son solo dos. El maletero también acompaña, y entrega la practicidad necesaria para su uso de ciudad y carretera, ya que nos permitirá llevar varios bolsos sin problemas en sus más de 340 litros. Lo único que si pueden quizás reprochar los pasajeros traseros, es la mala visibilidad hacia adelante debido a los enormes asientos delanteros, pero por suerte las ventanas laterales solventan esto, junto con el techo panorámico.

A45 AMG Recaro

La posición de manejo es muy agradable, luego de sentarnos y acomodar el asiento, que de todas maneras no tiene muchas posibilidades de regulación. Aquí algunos podrán hasta echar de menos algún detalle, como asientos eléctricos delanteros o calefaccionados, pero dado el planteamiento del modelo, es un pero que se puede perdonar rápidamente en la primera acelerada. La caja de cambios es más bien simbólica, pero igualmente nos recuerda más a una tradicional automática que la palanca atrás del volante de los otros Clase A.

A45 AMG palanca de cambios

Su equipamiento es de todas maneras de primera línea, sin faltar los múltiples airbags (frontales, laterales delanteros, de cortina y de rodilla para el conductor), sistema de prevención de colisión, sistema de prevención de sueño, sensor de presión de neumáticos, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sensor de lluvia, lavafaros delanteros, espejos antideslumbramiento y abatibles, sistema Start&stop en modo ECO, velocidad de crucero, entre otros, algo de esperar en un automóvil de este segmento y precio.

A45 AMG Interior

Si es por colocarse más crítico, se extrañan algunos detalles, como botón de arranque y entrada sin llave, sistema de navegación incorporada, techo panorámico con posibilidad de abrirse, alerta de punto ciego, alerta por cambio involuntario de carril, por mencionar algunos sistemas que están comenzando a equipar modelos de menor precio y que se esperarían en un automóvil como este Mercedes Benz.

A45 AMG Motor

Ahora, cuando llegamos a su tren motriz es cuando realmente este compacto de la marca de la estrella destaca por sobre prácticamente sus pocos competidores o inclusive otros deportivos tradicionales de mayor precio. Su motor, un M133 de 4 cilindros, 2.0 turbo Twil Scroll que alimenta a una presión de 1.8 bares, alcanza la impresionante cifra de 360 hp y un torque de 450 nm a solo 2.250 rpm, lo que lo convierte en el motor de 2.0 litros con mayor potencia especifica del mundo para un automóvil de serie.

A45 AMG 7G-DCT AMG

Esta acoplado a una transmisión automática de doble embriague de 7 velocidades Speedshift 7G-DCT AMG y transmite toda la potencia a las 4 ruedas a través de un sistema 4 matic con diferencial central tipo Haldex. Esta transmisión tiene 3 modos: C (“Controlled Efficiency”), S (“Sport”) y M (“Manual”), en donde en el modo C es el único que incorpora la función de Start&stop del motor para mejorar la eficiencia. En cualquier como, podemos tomar el control de la caja gracias a las paletas tras el volante, lo que podrá volver a un modo automático si después de un tiempo no las volvemos a accionar, siempre y cuando estemos en el modo C o Sport. En el modo manual, la caja realmente no pasará los cambios, incluso llegando hasta el régimen de corte de inyección, mientras que el conductor no lo haga.

Existe un modo especial llamado “Race Start”, en el que el vehículo podrá acelerar desde cero en el menor tiempo posible, que según los datos oficiales, alcanza los 100 km/h en solo 4.6 segundos. Esto se selecciona con una secuencia especial, pero es solo recomendable cuando hay un lugar seguro sin transito para probarlo. La aceleración seguirá firmemente hasta llegar a la velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 250 km/h. La facilidad de acelerar es realmente impresionante, en cualquier modo, pero con mucha mayor notoriedad en los modos Sport o M, o cuando colocamos el control de estabilidad en el modo Sport, el que nos avisará en el tablero que nos encontramos en “handling mode” o modo de maniobrabilidad.

A45 AMG Handling mode

El resto del chasis es como uno esperaría, y esta completamente preparado para soportar esta tremenda potencia. La suspensión AMG deportiva esta pensada para proporcionar una gran agilidad y una muy alta velocidad de paso por curvas, con amortiguadores que la marca llama elastokineticos, que se adaptan a la superficie en que se circula. Por último, los frenos también son AMG de alto rendimiento, con 4 pistones opuestos adelante, con un gran diámetro, perforados y ranurados, con pinzas rojas que resaltan sin lugar a dudas.

Ya llega el momento de comenzar la marcha y poner a prueba todo lo que nos ha dicho el papel y basta con girar la llave para escuchar un motor que espera ansioso que lo aceleremos a fondo. Con un sonido levemente ronco, que brota de sus dos escapes, incorpora unas válvulas que se abren en momentos de máxima aceleración, las que hacen cambiar el sonido a más grave e intenso, y con un muy lindo sonido al pasar de marchas (en modo Sport o M).

A45 AMG Aceleración

Los primeros kilómetros aprovechamos de ir conociendo el auto, llevándolo suave en el modo C. Esto nos demuestra de primera que es un automóvil totalmente capacitado para circular tranquilo, con una caja muy suave y agradable, que pasa los cambios casi sin esfuerzo y llegando fácilmente a la 7ma marcha. La suspensión no me pareció incomoda en lo absoluto, siempre teniendo en cuenta que nos encontramos en un modelo de planteamiento bastante radical. En esto ayudan sus neumáticos, que si  bien calzan en unas hermosas llantas de 19 pulgadas, son de 235 mm de ancho con un perfil de 40, lo que absorbe bastante bien las pequeñas junturas del pavimento, sin transmitirlas de manera exagerada al habitáculo.

A45 AMG

Ya luego de un rato, de que nos hemos acostumbrado al tacto de la dirección, motor y frenos, cambiamos a modo Sport y comenzamos a sentir vivo el automóvil y su motor. Al acelerarlo comienza a rugir y pedirnos que lo pisemos a fondo, escuchemos sus hermosos tonos de escape sobre las 4.000 rpm y sigamos hasta que pase al siguiente cambio, obviamente en muy poco tiempo. La agilidad es tremenda, la respuesta inmediata, los frenos rotundos y las sensaciones, muy intensas.

A45 AMG

Por desgracia no tuvimos la oportunidad de ir a probarlo a algún lugar más seguro, como alguna pista, o en un trayecto largo por una carretera vacía, pero igualmente logramos una muy buena toma de contacto para probar sus mejores características. La aceleración sin duda es una de ellas, la que esta siempre dispuesta a dejarnos pegados al asiento. Pudimos probar un par de veces el sistema “Race Star” el que realmente funciona de maravilla, catapultándonos hacia adelante. Los frenos por otro lado nos hicieron sentirnos que saldríamos disparados por el parabrisas, dada su tremenda potencia de detención.

La suspensión también trabaja en mejorar la sensación de agilidad y seguridad, logrando velocidades de paso por curvas realmente que desafían a la física, ayudada sin lugar a dudas por el sistema de tracción 4Matic, que nos mantiene pegados al suelo y sin que nos descoloquemos.

A45 AMG

Ya llevado un poco al extremo (dentro de lo que pudimos probar), colocando el modo Sport (“handling mode”), nos permite en un curvas rápidas cruzarnos un poco, siempre sintiéndonos controlados y que gracias a su motor y tracción a las 4 ruedas saldremos sin problemas de la situación. Los frenos nuevamente son parte importante de esto, y al menos en lo que pudimos probar, no experimentan una baja en su rendimiento al exigirlos, probablemente por su gran tamaño, buena ventilación y un peso total no muy alto (1.555 kgs).

Por último, y algo que probablemente no va a ser preocupación de sus dueños, el consumo. Este tiene la característica que es muy sensible al tipo de manejo. Si lo conducimos de manera relajada, en modo C, es probable de que veamos hasta los 10.9 km/l en ciudad y los 16.7 km/l en carretera homologados oficialmente (y nos consta cuando lo manejamos de manera tranquila). Pero si tratamos de exprimir esos 360 hp, lógicamente que veremos que el consumo aumenta proporcionalmente a nuestra presión en el acelerador, llegando a unos 5 o 6 km/l en ciudad y unos 10 en carretera. Aunque siendo justos, el movimiento del tacómetro y del acelerador son directamente proporcional a la sonrisa del conductor. Nada más que decir sobre esto.

A45 AMG

Como conclusión, nos encontramos con un ejemplar realmente sobresaliente en muchos aspectos, que puede ser un vehículo de transporte diario y a la vez, un corredor de fin de semana. Que no es egoísta en espacio ni capacidad de carga, y a su vez tiene u tamaño muy cómodo para moverse por la ciudad. Solo algunos faltantes en su equipamiento y por supuesto, un precio elevado que debe ser desembolsado para pagar la exclusividad y características técnicas únicas para este Pocket Rocket. 

Fotografías gentileza de Patricio Saavedra

Cotiza o solicita tu Test Car aquí!

DSC_0036