Ya existe el primer vehículo biodegradable

lina1

En la Universidad de Eindhoven, un grupo de estudiantes apostó por crear un prototipo de vehículo bastante especial. Más allá de que sea eléctrico, lo que realmente llama la atención es que fue hecho con materiales biodegradables. ¿El nombre del proyecto? Lina.

Lina_3

Lina el primer vehículo biodegradable

El chasis, la carrocería y el interior están construidos con materiales biodegradables, lo que conlleva dos ventajas: al ser de compuestos químicos naturales llega a un punto que comienza su descomposición, y es más liviano, por ende, tiene mejor eficiencia.

Los materiales con que está compuesto el Lina son principalmente el lino (de ahí el nombre), poliácido láctico, polipropileno y otras resinas y polímeros, cuya resistencia es comparable a la fibra de vidrio. Las dimensiones son de 3,5 metros de largo por 1,3 de ancho y 1,35 de alto. El peso, sin contar las baterías, es de sólo 310 kilogramos.

En el chasis, cuenta con suspensión tipo McPherson en el eje delantero y de rueda tirada en el trasero, ambos sistemas fabricados en aluminio. Cuenta con frenos de disco tanto para el eje delantero como el trasero, y sus neumáticos tiene medida 110/80 R16 en ambos ejes.

Lina_2

Lina, primer vehículo biodegradable

En cuanto a la motorización, incorpora dos motores eléctricos de 7,5 KW (10 CV) con un par motor de 137 Nm. Las baterías son de Ion-litio alimentadas a 48 Voltios y su autonomía es de 100 kilómetros. La velocidad máxima de este pequeño automóvil eléctrico es de 85 kilómetros/hora.

Ya con el prototipo creado, el siguiente paso para la Universidad de Eindhoven es esperar la aprobación por parte del gobierno holandés para llevarlo a la carretera y hacer los testeos finales.